El lujo del siglo XXI tiene un nombre “Sotogrande”

  • Compartir

Hablar de lujo en Europa tiene un nombre, Sotogrande. Esta exclusiva urbanización, que celebra este año sus bodas de oro, se ha convertido en un residencial ideal para disfrutar de tranquilidad e intimidad. Por ello, no solamente las personalidades con mayor prestigio en España lo visitan sino que se convierte en el espacio idóneo para el descanso de celebrityes de todo el planeta.

Su mezcla de alojamientos 5 estrellas, sus playas, su puerto deportivo, y ser un referente de deportes de élite como el golf, polo y vela lo convierten en la urbanización ideal para unos días de desconexión, lujo y glamour.

Así, se convierte en uno de los lugares preferidos por Donatella Versace, la familia Botín, Enrique de Inglaterra, Beatriz de Orleans, Luis Alfonso de Borbón, Ana Rosa Quintana, Patricia Rato o Inés Sastre, entre otros.

Y es que la urbanización ofrece todos los servicios que aseguran la máxima privacidad  y exclusividad. Playas y clubs íntimos en los que es posible disfrutar de las maravillas marinas y de momentos especiales por el día; competiciones de altura, como el torneo internacional de Polo en Agosto; y exclusivas fiestas por la noche, en las que el glamour está garantizado.

Además, otro de sus fuertes es el clima, suave durante todo el año y con un sol resplandeciente durante todo el verano. Para que en las vacaciones estivales estén aseguradas los días luminosos , de playa y relax.

También para vivir un ambiente nocturno especial, los alojamientos de lujo de la urbanización disponen de exclusivos espacios en donde disfrutar de un cóctel 5 estrellas, con música en directo y buena compañía, como la terraza Moet & Chandon del Hotel Club Marítimo Sotogrande.

Además, otras de las maravillas de la urbanización es su situación. Perfecta para los amantes de toda la costa andaluza, ya que está situado  a pocos minutos de las ciudades de mayor interés turístico como Marbella, Málaga, Cádiz o Gibraltar.

Por todo ello, hablar de un lugar exclusivo es hacerlo de Sotogrande, 50 años de historia que le han hecho coronarse como un espacio único sinónimo de lujo y privacidad.