Una escuela para aprender a valorar el lujo

  • Compartir

La casa de alta joyería Van Cleef & Arpels ha apostado por las nuevas generaciones inaugurando recientemente una escuela muy especial. En ella se enseña a valorar y a apreciar este mundo tan exclusivo, lujoso y delicado.

Los maestros enseñan a evaluar y conocer el sector de la joyería desde diversas técnicas que abarcan desde las más tradicionales a las más novedosas e invitan a sus alumnos a descubrir cómo se combinan los diferentes materiales, qué historia hay detrás de su creación y todos aquellos pequeños y grandes detalles que surgen y existen antes de la fabricación de una joya.

Una formación de estas características debe presentarse en un espacio acorde con la materia y, por ello, la escuela de Van Cleef & Arpels está situada en el palacio parisino de la plaza de Vendôme; un idílico edificio construido en el siglo XVIII.

Los estudiantes tendrán al alcance de su mano los orígenes de la joyería, cómo comenzó este arte, que técnicas se conservan actualmente, cuáles son las más novedosas y qué piedras son consideradas únicas. Y con todos estos conocimientos, podrán trabajar su creatividad para jugar con las diferentes formas, herramientas, tamaños y colores de los materiales.

No obstante, la fuente de inspiración de cada pieza, desde la más emblemática hasta la menos conocida, es algo realmente importante y la formación que se ofrece en esta exclusiva escuela ampliará la visión y los conocimientos de todos los asistentes al curso. El broche de oro, y nunca mejor dicho, es la oportunidad que se les ofrece a los propios alumnos, que contarán con la posibilidad de formar parte en un proceso de diseño y elaboración de joyas.

Sin duda, con este proyecto pionero, la firma francesa se desnuda y pretende desvelar todos sus secretos lo que sin duda es una manera excelente de conseguir que no se pierda su legado.