La I edición de Bijoux à Manger fusiona la alta gastronomía con el oro y los cristales de Swarovsky

  • Compartir

El Salón Miró acogió recientemente la celebración de la Semana de la Joyería en Barcelona, un escaparate en el que se presentaron las joyas más exclusivas de la mano de prestigiosas casas, conocidas y afamadas. Los asistentes disfrutaron de las piezas más modernas, de los materiales más lujosos, de los diseños más clásicos y de las piezas más desconocidos. Sin duda, un lugar de ensueño para los amantes del lujo y por ello desde el Club Marítimo Sotogrande queremos contártelo.

El programa de la Semana de la Joyería incluyó la celebración de la primera edición de Bijoux à Manger, un evento fundado por José Barrero y absolutamente pionero, que fusiona la alta gastronomía con los materiales más preciosos y exclusivos.

Ya no es suficiente una buena presentación y la mejor materia prima, ahora el toque del cheff requiere de un ingrediente de lujo y la actitud vanguardista es la máxima a seguir.

En esta primera edición descubrimos, por ejemplo, una mezcla única: un delicioso y crujiente pan recubierto de oro. También se aprovechó este evento para presentar una botella de uno de los cavas catalanes más exclusivos: el cava Vilarnau, diseñada por el Antonio Miró. El catalán ha rediseñado su bodega y ha creado una botella maravillosa y muy especial.

Los cristales de Swarovsky, las sales aromáticas y los metales más codiciados fueron otros de los materiales que se presentaron en el recién nacido Bijoux à Manger. Los creativos cocineros se encargaron de mezclar estos materiales con ingredientes tan tradicionales como el barquillo  y el chocolate.

Disfruta en este link un pequeño vídeo resumen de la jornada y… ¡qué aproveche!