Entrevista a Joaquín Santaella, autor de Cartas de Sotogrande

  • Compartir

Libro disponible en nuestro hotel

¿Por qué publiqué mis Cartas de Sotogrande?

Que levante el dedo aquél o aquélla a quien nunca le hayan hecho la siguientepregunta. Pero, vamos a ver, ¿tú qué haces viviendo en Sotogrande? Tantas veces me la hicieron a mí, que ello fue motivo más que suficiente para publicar mi último libro, Cartas de Sotogrande. Eché entonces mano de la rica correspondencia mantenida durante años con cierta buena amiga mía, una de las personas que más afectuosa, repetida y sinceramente me lo preguntaron nunca.

¿Qué quieres que conozca o sienta el lector a través de este libro?

Llevaba tiempo queriendo sacar algo sobre este lugar, algo que estuviese a medias entre la historia y la novela, entre la realidad y la ficción, donde el rigor histórico fuese lo de menos, y lo importante de verdad, que el lector quedara atrapado de principio a fin en un relato amenísimo a lo largo de sustrescientas páginas con dibujos a color.

Al mismo tiempo quería que  descubriese la vida de Sotogrande, en el caso de que no la conociese, o se identificase con ella, en el caso de que sí; y se regocijara con la vivencia literaria de este sitio tan raro, en el mejor sentido de este adjetivo, que no es ni campo, ni pueblo, ni ciudad. Además, pretendía que el lector viviese situaciones que se dan en su día a día a lo largo del año, que tienen poco que ver con lo que de esta urbanización se conoce por la tele durante el mes de agosto.

¿Qué personajes sereflejan en la obra?

Lo que fue saliendo en las Cartas a mi amiga fue mi ni más ni menos mi visión deresidente, pues en ellas iban apareciendo todos aquellos personajes que enriquecían mi vida aquí, de los más estrafalarios y curiosos que he conocido alo largo y ancho de este mundo, algunos de los cuales son, en estas páginas,completamente reales, mientras otros los son mixtos en el sentido de camuflada su identidad.

¿A qué géneroliterario pertenece?

Lo que salió fue ese producto que el lector tiene, o acaso tendrá próximamente, en sus manos, y que entraría de lleno en ese género que yo llamo relataje, al estara medio camino entre el relato y el reportaje.

¿Cómo conseguiste la publicación?

Quiso la providencia que el propietario y titular de la editorial Edinexus se interesara por mi libro para su publicación, con vistas a cubrir la laguna literaria existente acerca de este entorno, y qué mejor motivo que a propósito del cincuenta cumpleaños de la urbanización. Todo ello sin perder de vista el objetivo de dejar claro que, después de medio siglo, se ha generado aquí una sociedad diversa donde ya hay un poco de todo.

¿Por qué viniste a vivir a Sotogrande?

Muchas veces había estado yo aquí a lo largo de mi juventud, pasando temporadas en casas de primos y amigos que aquí vivían de antiguo, pero nunca imaginé que algún día llegaría a ser mi lugar de residencia. De hecho, si por aquellos años me hubiesen dicho que yo terminaría viviendo en Sotogrande, les habría puesto una cara de interrogación como tomándoles por locos. Sin embargo, amigos mío, ya van para diecisiete los que llevo en este raro paraíso, a donde llegué detrás de una señora muy guapa y simpática que aquí tenía y tiene su vida hecha. Por amor me vine, por amor me quedé, por amor dejamos esa historia, por amor seguimos siendo amigos.