Tipos de palos de golf y uso de cada uno de ellos

  • Compartir

¿Te estás iniciando en este apasionante deporte del golf? ¿Vas a vivir en directo el Open de España de Golf que se celebrará la próxima semana en San Roque y quieres estar enterado de todos los detalles de esta práctica deportiva? En este post aprenderás las diferencias entre los palos de golf y sus usos, dependiendo de las circunstancias particulares del golfista y la distancia a la que juegue.

El reglamento permite al deportista llevar en su bolsa hasta 14 palos de diferentes materiales y medidas, pero ¿cuáles son los más usados?

Principales palos de golf y sus usos

Maderas ¡los palos para grandes distancias!

Las maderas son los palos de golf que se utilizan para lograr la máxima potencia y la mayor distancia. Son los palos que se utilizan para los golpes más largos, como salir desde el tee. Una curiosidad, a pesar de llevar el nombre de madera, no están elaborados con este material, la mayoría de estos palos se fabrican con acero o titanio. Son los más difíciles de usar.

Estos palos tienen una cabeza de grandes dimensiones y una varilla bastante larga, para maximizar la velocidad. Dentro de los palos de maderas existen dos grupos: los denominados palos de madera 1 o driver, más largos y potentes, pero difíciles de utilizar; y los palos de maderas de calle, numerados desde el número 2 hasta el 11. Éstos se utilizan también para golpes largos, pero no consiguen la misma intensidad que los palos del primer grupo.

Palos de hierro ¡para distancias medias y un mayor control!

Se suelen utilizar para distancias comprendidas entre 70 y 190 metros. Con este tipo de palos, elaborados de hierro, se consigue un mejor control de la bola en comparación con los palos de madera y pueden utilizarse en situaciones difíciles, como por ejemplo en hierba alta.

Existen 9 tipos de palos de hierro diferentes. Los hierros 1, 2 3 y 4 son los más difíciles de utilizar. Se usan para distancias de hasta 190 metros. Los hierros 6, 7 y 8 para llegar hasta los 140 metros, y el hierro 9 hasta los 110 metros.

Los wedges ¡el control en distancias cortas!

Los wedges son los palos que se utilizan para las distancias cortas, para usar más cerca del Green. Pueden considerarse una subclase de los palos de hierro, pero lo que cambia es el ángulo de cabeza. En los hierros normales va de los 20º a los 45º, mientras que en los wedges el pitch va de los 48º hasta los 60º. Estos palos se utilizan también para sacar la bola del búnker.

Putter ¡para empujar la bola hacia el hoyo!

Son los palos que se utilizan para los golpes finales en los que se empuja la bola hacia el Green. Es el palo de golf que más variedades ofrece en cuanto a forma, estilo, peso y longitud, pero principalmente se divide en tres categorías: putter blade (con cabeza plana y estilo esbelto), putter mallet (cabeza alargada y redondeada) y putter hell-toe. Éstos últimos tienen una distribución perimetral del peso de la cabeza, es decir, concentran la mayor parte del peso de la cabeza en la punta y el talón del palo.

Híbridos ¡los palos más fáciles de utilizar!

Son los palos más modernos. Aparecieron a comienzos del siglo XXI para sustituir a los de hierro o de madera, ya que son más ligeros y fáciles de utilizar. El material, la longitud y la cabeza son parecidos a los de hierro pero tienen el volumen de los de madera, pero son más manejables.

 

Después de este pequeño repaso a los principales palos de golf, ya solo te queda reservar tu hotel en San Roque y comenzar a disfrutar de la magia de este deporte en el Club de golf Sotogrande.