John McMicking un sueño hecho realidad en Sotogrande

  • Compartir

Hace medio siglo, exactamente en el año 1962 un dandi filipino, John McMicking, nieto de un naviero gaditano, espía de la Segunda Guerra Mundial bendecido por los favores del general McArthur y  con una abultada y notable cuenta corriente llegaba a la península en busca del ansiado paraíso. Por aquel entonces las vacaciones de lujo en Sotogrande no eran portada de las revistas del corazón, pero este emplazamiento no tardaría en convertirse en la cuna del lujo, la tranquilidad y las burbujas de champagne. Poco a poco fue convirtiéndose en el lugar de recreo de la jet set mundial y unas de las urbanizaciones más exclusivas de Europa, las vacaciones de lujo en Sotogrande son a día de hoy una gran referencia de exclusividad.

La historia de este proyecto comienza cuando McMicking encarga a uno de sus empleados en Ayala Corporation, Freddy Meilan que busque un lugar idílico en España. Meilan en un principio se fija en Formentera pero tras recorrer de norte a sur la Costa Mediterránea llega a la finca Paniagua a orillas del río Guadiaro. Pronto llegaron las excavadoras y McMicking absorbió la finca llamada Valderrama, 2000 hectáreas hoy sembradas de lujo no eran más que un descampado.

Meilan se construyó la primera casa, creo el club social el Cucurucho y el poder monetario de la época comenzaba a aflorar en lo que hoy se puede conocer como unas vacaciones de lujo en Sotogrande.

Una inmensa montaña de dinero formada por Jaime Ortiz Patiño, Philipp Oppenheimer, Rainer Gut, Helmut Maucher, Enrique Zober y George Moore invirtieron en el proyecto del campo de golf, hoy en día en campo de Valderrama  es uno de los más conocidos entre otros motivos por su Ryder Cup.También llegaba el polo desde Filipinas de mano del heredero del imperio de McMicking, Enrique Zobel.

En este idílico emplazamiento hay poco menos de 3000 personas censadas aunque se calcula que allí viven unas 12.500 personas. Ricos oficiales, famosos, aristócratas y multimillonarios con algunos de los que deciden vivir allí o simplemente pasar unas vacaciones de lujo en Sotogrande.

Personajes ilustres del panorama social son fieles a las vacaciones de lujo en Sotogrande . Una lista formada por nombres tan conocidos como Isabel Preysler, Inés Sastre, Ana Aznar, Sarah Ferguson e incluso la familia Real. La prensa del corazón espera a las puertas pero todo resultada tan privado que es muy difícil captar la instantánea tan esperada.

Las mansiones de la zona representan lo exclusivo; saunas, kilómetros de finca, piscina, gran cantidad de dormitorios y salones, son el objetivo de grandes fiestas en las que merece la pena estar. Debido a la crisis los precios han bajado en torno al 30% por lo que… ¿Y si es el momento de pasar unas vacaciones de lujo en Sotogrande?

El espía Filipino John McMicking una vez lo soñó. El no era un turista más, fue quien comenzó este gran imperio y convirtió una tierra de nadie donde no había nada en un paraíso a orillas del Mar Mediterráneo.